¿Dónde estaban los españoles?

Hace tres días se celebró en Madrid un partido de fútbol entre un equipo español y uno holandés, concretamente el Atlético de Madrid y el PSV de Eindhoven.

En un lamentable acto de miseria moral, un grupo de hinchas del PSV, en plena plaza mayor de la capital de España, humillaron a unas mujeres que ejercían la mendicidad en dicha plaza.

Las hicieron agacharse, arrodillarse e incluso hacer flexiones como puede comprobarse  en la foto publicada en prensa mientras les lanzaban monedas, quemaban billetes y se mofaban de ellas. Las pobres mujeres, necesitadas hasta lo indecible, accedieron y se prestaron a la humillación porque el hambre es muy jodida.

Semejante acto, vejatorio e indescriptible por parte de estos humanoides -holandeses en este caso- no ha merecido sino la reprobación de la Embajada holandesa, Presidencia de la Comunidad de Madrid e incluso Presidencia del Gobierno español en una actuación que como no podía ser de otra manera era necesaria, inmediata y contundente.

¡Ya está! ¡Ya hemos quedado bien! ¡Ya hemos hecho lo que la mayoría esperaba de nosotros! El voto a salvo. El honor a salvo. ¡Merde – si lo dice la Leti y todos somos iguales ante la ley, yo también puedo- para cuantos se conforman sólo con este hipócrita acto de compasión hacia las mendigas.

No he leído en ningún lado una sola línea sobre el cobarde comportamiento de cuantos ciudadanos españoles estaba en la Plaza Mayor. ¿Qué pasa? ¿Todos eran homínidos y holandeses sin escrúpulos? ¿No había ni un español? ¿No había ni un hombre – ni una mujer-  que saliera en defensa de esas pobres mujeres? ¿A nadie humilló ni avergonzó semejante escarnio?

¡Cuánta cobardía!

¿Por qué nadie se lió a mamporros con esos hijos de puta y se montó “la de dios es cristo” en un nuevo dos de mayo anticipado? Sólo una mujer en este video, se porta como una auténtica persona. https://www.youtube.com/watch?v=3Hir0ZXY67I .

Creo saber el porqué de todo esto. Por la misma razón que nos compadecemos con los pobres refugiados y no hacemos nada por ellos. Porque nosotros estamos muy calentitos en nuestras casas. Porque no tenemos ni huevos ni corazón.

¡Vamos a complicarnos la vida …. anda ya! Cuando se pierden los valores, se pierde todo y quien consiente la vejación, veja. No lo olvidemos.

¡Malditos sean quienes nos han conducido a esta situación!

Lamento retomar mi blog- inacabado y en obras, por lo que os pido disculpas- con un artículo tan amargo como éste pero no podía pasar por alto este dislate. Una vez más me siento avergonzado.

JMS

La Gran Salamandra

Salamandrita morada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

WordPress SEO fine-tune by Meta SEO Pack from Poradnik Webmastera